Nuit de Bohème: De cómo el mundo es puro color y textura.

lunes, 18 de noviembre de 2013

De cómo el mundo es puro color y textura.

De colores y texturas va el mundo, me dice el arte. Es tan sencillo dejarse embelesar por lo nimio que abunda en el planeta - porque, llegados a cierto punto, todo es nimio y fútil - que olvidamos esa simplicidad y preferimos una madeja de complicaciones antes que observar con ojos claros. Tan sencillo dejarse seducir por la kaleidoscopia que abunda, y preferimos vivir en matices grises antes que usurpar tonalidades. 


Dejar correr la tinta y manchar el lienzo y dejarse manchar por algo que más que un posible error o descuido. 
Mejor cometer locuras que dejarlas a ellas ser las ladronas. 
Preferible el color a la nada, al blanco, níveo de la nada.
Ser una textura violenta, o en dulzura o en aspereza. 
Pero ser. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario