Nuit de Bohème: De cómo las olas te separan de ti mismo.

jueves, 26 de septiembre de 2013

De cómo las olas te separan de ti mismo.



Éste es un lugar donde te despides de ti mismo. Lo que eres se te va desprendiendo poco a poco. Y lo dejas atrás, paso a paso, en esta orilla que no conoce el tiempo y que vive un único día, siempre el mismo. El presente desaparece y tu te conviertes en memoria. Te despojas de todo, miedos, sentimientos, deseos; los guardas en un armario de una desconocida sabiduría y de una paz inesperada. ¿Puedes comprenderme?¿puedes comprender que todo esto... es bello? [...] Es un modo de perderlo todo, para encontrarlo todo.




A veces no es el mundo el que me presiona al borde de un acantilado; a veces soy yo misma quien camina hacia el borde y se deja marear por el vértigo. Dejar atrás lo que eres y permitirte saltar, dejarte bañar por las aguas que corren por el mundo, alejándote de ti, desvaneciéndote, desprendiéndote. 

Dejemos espacio para que el resto de suicidas de la nostalgia se avecinen a la orilla y dejen que el ronroneo del oleaje se lleve toda la carga de su espalda. Que bañe el lienzo blanco. Que ahogue las emociones indomables. El mar, el océano, el curandero de los perdidos y olvidados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario