Nuit de Bohème: De cómo la vida es un eterno ajedrez en construcción.

martes, 28 de mayo de 2013

De cómo la vida es un eterno ajedrez en construcción.


«Cuando está usted escuchando la radio, oye y ve la lucha eterna entre la idea y el fenómeno, entre la eternidad y el tiempo, entre lo divino y lo humano. Precisamente amigo, igual que la radio va arrojando a ciegas la música más magnífica del mundo durante diez minutos por los lugares más absurdos, por salones burgueses y por sotabancos, entre abonados que están charlando, comiendo, bostezando o durmiendo, así como despoja a esta música de su belleza sensual, la estropea, la embadurna y la desgarra y, sin embargo, no puede matar por completo su espíritu: exactamente lo mismo actúa en la vida llamada realidad.»

La realidad insulsa no promete nada más allá del desencanto progresivo hacia la vida. Dejas entreabiertas las puertas para tener un mínimo anhelo de huida, una seguridad terrorífica que solamente en la imaginación se te antoja deseable. Y vives ahí, en el umbral, con un pie al borde de cruzar más allá, bamboleante y expectante, quizá, quizá. 

Algún día llegará un torbellino y tirará tus piezas y recompondrá un juego que creías perdido. Volverá la chispa a tus ojos y el odio hacia lo desconocido se transformará en un deseo ferviente de experiencias. Las piezas caerán y las acomodarás a tu gusto, una tras otra hasta que por fin aprendas a vivir. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario