Nuit de Bohème: De cómo los bucles están allí donde se mire.

miércoles, 6 de febrero de 2013

De cómo los bucles están allí donde se mire.


El tiempo nos hace cambiar. Su lento paso deja sus huellas en nuestro físico y en nuestra mente; deja los trazos inmaculados del tic-tac siempre sonante. Quién somos hoy no corresponde con quién fuimos ayer, ni con quién seremos mañana. Cada instante es un nuevo descubrir de nosotros mismos.

Somos dueños de nuestro propio destino, somos partícipes de las circunstancias y protagonistas de las consecuencias. somos el resultado de nuestras decisiones, y bien es posible que en otro mundo, una copia exacta de nosotros reviva las decisiones que no tomamos... o quizá somos nosotros quienes aceptamos los rechazos de aquel "otro" tan alejado de nosotros por el espacio o el tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario