Nuit de Bohème: De cómo la demencia tiene sus momentos de lucidez.

martes, 30 de agosto de 2011

De cómo la demencia tiene sus momentos de lucidez.


La edad es cruel. Nos destroza poco a poco, se come nuestras entrañas, destroza nuestros huesos, trastoca nuestros movimientos, y poco a poco, nos dificulta más y más el día a día, facilitándole, contrariamente así, a la muerte su trabajo.


¿Cómo sabes que lo que ves es real? ¿Y si todo es creación de tu mente enferma? ¿Pero si no? Demuestra a la gente que dices la verdad, que aún no estas perdido en las neblinas de la locura por completo. Aún vives y eres consciente de ello.

Te embarcas en una aventura que no te corresponde, de mundos subalternos y oscuros, pornográficos y atroces. Barbaries que algunos desean con vivacidad ver, pagan incluso por ello. Y todo por una desconocida. ¿Es humildad, altruismo lo que te impulsa...? o por el contrario... ¿Sólo deseas demostrar que aún conservas tus facultades?

Y ella, en la más oscura ignorancia. Aferrándose a su nombre, su único enlace con su vida alterna. Espera con cautela lo que vendrá después. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario